Feeds:
Entradas
Comentarios

Había sido forzado a dimitir en enero del 2009…

Un silenciado movimiento, lo había puesto contra las cuerdas.

Ayer, empezó el juicio. No el de la historia, ni el divino, si no uno mucho más humano, aunque no por ello menos increible. El primer ministro Islandes, Geeir H. Haarde se enfrenta a la corte por negligencias “graves”que cometió durante su mandato y que fueron parte imprescindible de la crisis bancaria que dejó al pais en la bancarrota.

El (será un antisistema?) calificó el juicio como una “farsa” y se declaró inocente, el fiscal pidió que se le condenara por desoír las advertencias.

Islandia. 2011. Quiza ellos no sepan que es imposible…

VIAJES

Cuando los famas salen de viaje, sus costumbres al pernoctar en una ciudad son las siguientes: Un fama va al hotel y averigua cautelosamente los precios, la calidad de las sábanas y el color de las alfombras. El segundo se traslada a la comisaría y labra un acta declarando los muebles e inmuebles de los tres, así como el inventario del contenido de sus valijas. El tercer fama va al hospital y copia las listas de los médicos de guardia y sus especialidades.

Terminadas estas diligencias, los viajeros se reúnen en la plaza mayor de la ciudad, se comunican sus observaciones, y entran en el café a beber un aperitivo. Pero antes se toman de las manos y danzan en ronda. Esta danza recibe el nombre de «Alegría de los famas».

Cuando los cronopios van de viaje, encuentran los hoteles llenos, los trenes ya se han marchado, llueve a gritos, y los taxis no quieren llevarlos o les cobran precios altísimos. Los cronopios no se desaniman porque creen firmemente que estas cosas les ocurren a todos, y a la hora de dormir se dicen unos a otros: «La hermosa ciudad, la hermosísima ciudad.» Y sueñan toda la noche que en la ciudad hay grandes fiestas y que ellos están invitados. Al otro día se levantan contentísimos, y así es como viajan los cronopios.

Las esperanzas, sedentarias, se dejan viajar por las cosas y los hombres, y son como las estatuas que hay que ir a ver porque ellas no se molestan.

Julio Cortázar

Mayo del 2011

43 años desde el 68.

Y toda una vida escuchándolo… como si no se hubiera movido la historia, ni la calle, desde entonces. Como si no hubiéramos convertido las aceras en trincheras.

Han pasado 43 años. Es mayo, nuestro mayo.

Y llevo toda la vida esperándolo.

Compañero, nos vemos en la plaza.

Poesía revolucionaria

Más versos… éstos son de los que te levantan al tiempo todos los pelos del cuerpo.

Espero que os guste… los míos como escarpias.

Despierto

El primer rayo de sol en la terraza
y al rato despierto tras un profundo invierno,
que dura ya dos años largos.
Porque no me queda más remedio
que estrenar esta primavera
y salir a caminar mi barrio.
 
Porque me he tropezado con una sonrisa
oscura, silenciosa y que no entiendo.
La sigo, me acerco a ella,
me riega de vida, me salpica,
le cuento historias sin mucho sentido,
a ver si se queda un poco más conmigo.
 
Yo la hablo con torpeza,
con mi cuerpo aún aletargado.
Un recuerdo grapado también despierta,
lo conozco, lo temo y no recibo.
Yo le dejo, arrinconado, acompañarme
esperando que se canse y me abandone.
 
Mientras tanto trabajo,
me lavo, me ordeno, desayuno,
para empezar ya un día hermoso,
en que debo ser cada minuto.
 
 
 

Mi voz…

Ahora sé que mi voz es tan fuerte …que a veces retumban las montañas!!

Ahora…

Ahora que ya no estás solo …verás como te coge miedo el lobo

A %d blogueros les gusta esto: